martes, 9 de febrero de 2016

VIDA DE UN LUCHADOR SOCIAL

ALBERTO FUENTES SIRLOPÚ
(CACHACO FUENTES)  - (14/09/1928 - 09/02/2007)

EN MEMORIA A UN LUCHADOR SOCIAL
(POR: VÍCTOR NIÑO FARRO Y GODOFREDO VIGIL SAAVEDRA)

REMEMBRANZA DEL "CACHACO FUENTES"

Alberto Fuentes Sirlopú nació en Jayanca el 14 de Septiembre de 1928, ingresó a trabajar en Tumán el 02 de Agosto de 1943, se jubiló el 30 de Junio de 1973 y a los 79 años de edad nos deja una experiencia de vida entregada a proteger la propiedad cooperativa que fuera entregada por “El General de los Pobres” a los tumaneños.

Lamentablemente su lucha y la de valerosos trabajadores que lo acompañaron en esas jornadas, hoy en día no se conocen y por tanto, no se cuida lo que tanto sacrificio costó a las generaciones que recibieron el encargo de engrandecer Tumán.

Los trabajadores y generaciones jóvenes al no tener un referente y conciencia histórica del coraje y del espíritu de los Tumaneños de Ayer, dejan ahora que la propiedad de todos sea regalada, vendida y destrozada.

El orgullo de nuestra lucha ha sido abandonada, el papel dirigente de los trabajadores de esta empresa autogestionaria ha sido reemplazada por el espíritu de los comerciantes chicha, que no les interesa el porvenir del pueblo, somos más de 4,000 accionistas (activos y jubilados) con más del 55% del capital social y hemos abandonado la lucha por recuperar Tumán para los tumaneños.

Un nuevo Curso en la historia se está escribiendo en Tumán y el Perú, donde los trabajadores están retomando el espíritu de Lucha en esta sociedad, donde el neoliberalismo está apoderándose de la propiedad de los azucareros y la Globalización está contribuyendo a que los “inversionistas chicha” hagan su agosto con las necesidades de los trabajadores, los gobiernos de turno son, cómplices o ejecutores de las políticas fondomonetaristas, que debemos denunciar.

           El mensaje de la vida de “Cachaco” Fuentes nunca se perderá no obstante que hay algunos que han vendido sus conciencias, pero aún hay una gran mayoría que busca enrumbar a Tumán con Dignidad, Coraje y Valor.


PARTIDA DE UN LUCHADOR SOCIAL

Un fatídico 9 de febrero del 2007 partió al más allá el amigo, el compañero, el luchador social de mil batallas. Nuestro hermano “Cachaco Fuentes”, al conocer este doloroso trance se apoderó en nosotros una congoja infinita, por tan irreparable pérdida.

Desde muy temprana edad, allá por el año 1943, a sus escasos 15 años ingresó a trabajar en esta gran empresa de Tumán, preocupado por el porvenir de la vida, se forjó íntegramente en el trabajo cotidiano hasta llegar a ser jefe de guardia de la fábrica, con ese cargo lo sorprendió la Revolución del General de los Pobres Juan Velasco Alvarado en el año 1969, integrándose a ella, en defensa y consolidación de la Reforma Agraria en las ex - haciendas azucareras, primero como miembro del Círculo de Estudios y luego en el Comité de Defensa de la Revolución Peruana de ese entonces.

Alberto fue un hombre íntegro y amante de la justicia, su enérgica figura nos irradiaba vitalidad en las luchas que se tenían para lograr reivindicaciones económicas para la masa trabajadores y por la defensa de la Cooperativa Tumán.

Su figura se agiganta, cuando por esas cosas del destino y de la Revolución que se vivía en el País, una madrugada del 31 de enero allá por el año 1972, Tumán fue sitiada por 800 policías denominados “SINCHIS”, que venían de Lima, arrancaron de sus casas a 22 compañeros trabajadores de los 29 que ellos tenían en lista, éstos fueron llevados a la cárcel del Lurigancho de Lima, debido a una mala información al gobierno central; debido a que todos los que pertenecíamos al Comité de Defensa de la Revolución Peruana, nos conocían como “tupamaros” creyendo que éramos guerrilleros urbanos, asociándonos con los guerrilleros urbanos del Uruguay, que allí existían y estaban en armas contra su gobierno.

El “Cachaco” Fuentes y don Eulogio Castillo, Jefes de Guardia de Fábrica y Trapiche también estaban en relación para ser llevados al Lurigancho, se encontraban trabajando en el Turno de 9 de la noche hasta las 5 de la mañana, lo que los libró de ese atropello y fue una suerte para los 22 compañeros que habían sido arrancados de sus hogares, porque fue “Cachaco” Fuentes conjuntamente con don Eulogio Castillo a quienes les tocó ejecutar la heroica decisión de paralizar la molienda en forma total, por primera vez en la historia de Tumán, en protesta por el abuso que habían cometido contra sus hermanos trabajadores, decisión que se había coordinado con otros compañeros y jefes de secciones.

Era enemigo de las injusticias, esta paralización tuvo una repercusión nacional, los medios de comunicación capitalinos (periódicos) comentaban en sus titulares la paralización de la Cooperativa Tumán.

Tanta fue la repercusión del paro, que permitió la libertad de los 22 compañeros que se encontraban presos en la cárcel de Lurigancho.

El “Cachaco” Fuentes decía: “no permito injusticias y por la verdad y la justicia doy mi vida si es posible”. Ese era el Cachaco Fuentes, decidido y valiente que se entregaba en cuerpo y alma por una causa justa.

Ese sábado de gloria en que te cargamos, apenados rumbo al campo santo, hasta el cielo se entristeció, dejando caer sus gotas de lluvia cual lágrimas de tristeza.

Tú, marchas adelante, te lloramos es cierto, pero ten la plena seguridad que el llanto no se transformará en olvido, sino más bien el más hermoso recuerdo del amigo que tuvimos la suerte de tenerte a nuestro lado. Además, están los tuyos, tu creación propia, tu familia, por quien te entregaste para darles el mejor bienestar. Tu partida nos deja la huella del dirigente honesto, sincero, sencillo y valiente que nunca claudicó por treinta monedas, ni ante las más grandes amenazas.

ALBERTO FUENTES SIRLOPÚ.
          Descansa en paz.


Contactos a:  gvs051@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario